La Isla de Pascua                                                                                                     El ombligo del mundo

 

                                                                          

                                                                          

¿Quién construyó las estatuas?

 

Thor Heyerdahl es un entusiasta que defiende la idea de que las islas de la Polinesia fueron pobladas por indios americanos que navegaron desde Perú hacia el oeste. En 1947 hizo un viaje de 4000 millas desde Perú, que duró 102 días, hasta llegar al archipiélago Tuamotu. Heyerdahl sostenía que los navegantes americanos eran blancos caucásicos, inmigrantes no identificados del Mediterráneo, los "hombres blancos barbados", que habían construido la ciudad de Tiahuanaco a 3800 metros de altura en los Andes.Ellos habían viajado 2000 millas hacia la isla de Pascua donde erigieron cientos de gigantescas estatuas de piedra que representaban a los crueles y desdeñosos antepasados caucásicos. Las famosas estatuas de la isla de Pascua no fueron esculpidas por una raza olvidada que quedó sumergida por un gran cataclismo. Ningún hundimiento geográfico se produjo allí, sino que se formó por erupciones volcánicas y esta rodeada por un abismestatuaso de 1145 brazas de profundidad que se extiende por 16 kilómetros. Ninguna tierra pudo desaparecer y dejar tal depresión.

Otro argumento sostiene que sus colonizadores llegaron de la Polinesia. Para descubrir la remota isla de Pascua habrían debido derivar casi hasta la Antártica a fin de encontrar la corriente meridional y evitar la corriente de Humboldt que fluye hacia el oeste. En la isla existen diferentes grupos de estatuas. Doscientas setenta y seis hacen guardia en las laderas del volcán; trescientas están derribadas sobre los ahus que rodean los altos acantilados de la isla, otras están a lo largo de antiguos caminos, y 80 quedaron sin terminar.Estos grupos son diferentes; algunas que estuvieron montadas sobre plataformas funerarias son bustos enormes, sin piernas y a veces alcanzan a 10 metros de altura y 7,6 metros de circunferencia y pesan 20 toneladas; tienen un cilindro, un rojo copete de 1,8 x 2,4 m y se supone que estos "sombreros" fueron extraídos del cráter del volcán Rano Roi. Se diferencian de las otras por tener los ojos abiertos y estar mirando a la tierra, de espaldas al mar. Las estatuas que aterran son las que están en las laderas del Rano Raraku. Sus narices se vuelven hacia arriba y sus delgados labios se proyectan hacia adelante en un gesto de burla y desdén. Carecen de ojos y las proyecciones descendentes a los costados pueden representar orejas alargadas o una prenda para la cabeza. Tienen entre 5 y 8 metros de altura, la más grande es de veintidós metros y la más pequeña de tres.

Tres investigadores notaron estilos distintos que suponen dos períodos de construcción ¿Cómo fueron transportadas y erigidas? Este es un enigma para el que no se ha encontrado ninguna respuesta satisfactoria. Los isleños carecían de madera (si se pudiera pensar en posibles rodillos) y cuerdas de izar. Aún más oscura es la cuestión del modo en que se erigieron los copetes sobre las cabezas de las estatuas

  seven moai

Tanto las leyendas de los isleños como los estudios realizados son insuficientes para identificar a sus constructores. A lo sumo se puede decir que esas estatuas tienen cierta afinidad con las de Perú, aunque hay otros elementos de la cultura peruana que eran desconocidos en la isla de Pascua. Heyerdahl no consiguió convencer a los etnólogos ortodoxos con su teoría del origen sudamericano de las culturas del Pacífico. El quid del problema parece residir en el repentino cese de la construcción de las estatuas después de las masacres de las Orejas Largas. La construcción parece haber sido iniciada por una raza desconocida, los "otros", que obligó a los inmigrantes polinesios a trabajar en una tarea inútil. La verdadera historia de la isla probablemente se perdió en 1862 cuando los hombres que entendían las tabletas de Rongo-Rongo, y que habían memorizado las tradiciones orales, fueron llevados al Perú. Veinticinco años más tarde la isla pasó a dominación chilena.

                                                                                                                                          

En su viaje a Hawaii desde el cabo de Hornos, realizado a principios de 1786, el explorador francés Jean François de Galaup La Pérouse recaló en la isla de Pascua. Este detallado mapa de la isla fue dibujado por su cartógrafo.                                       

                                                              R A P A  N U I

 

DESCRIPCIÓN:

Isla de Pascua o Rapa Nui, la más oriental de las islas de Polinesia y uno de los lugares del planeta más aislados por el océano, está localizada a 27û 09’ de Latitud Sur, 109û 26’ de Longitud Oeste, aproximadamente a 3800 Km.. al Oeste de la costa de América del Sur, a la altura del puerto chileno de Caldera. 2200 Km.. al Noroeste se localiza Pitcairn, la isla habitada más cercana y a una distancia aproximada de 3000 kms. al Sureste el Archipiélago de Juan Fernán

Poblada por un grupo de origen polinesio, probablemente en los primeros siglos de la Era Cristiana, Rapa Nui es el escenario de uno de los más fascinantes casos de florecimiento cultural en una situación de extremo aislamiento. Su posición geográfica, vientos contrarios dominantes, las corrientes marinas y una situación marginal en el área de dispersión polinésica, la dejaron aparentemente fuera de las áreas de navegación sistemática de la época.
A su extrema insularidad se agrega su reducida superficie (aprox.166 km2) y un medio ambiente con recursos limitados, lo que en su conjunto ofrece pocas posibilidades para un gran número de población.
Rapa Nui es una isla de origen volcánico de forma triangular, creada por la acción de tres volcanes principales localizados en cada uno de sus vértices. De hecho, es una enorme montaña submarina de 200 kilómetros de lado en su base y alrededor de 4000 metros de altura de la cuál sólo emergen sobre el nivel medio del mar las cimas de sus volcanes principales (Terevaka, Katiki y Rano Kau). Tiene un largo máximo de 24 kms. y un ancho máximo de 12 km. La máxima altitud se encuentra en el volcán Maunga Terevaka de 530 mts. sobre el nivel del mar; ubicado en el vértice Norte y que constituye la mayor parte de la superficie de la isla. El cráter Pu A Katiki tiene una altitud de aproximadamente 412 mts. en la cima de la península oriental del Poike. El Rano Kau cuya caldera de 1600 metros de diámetro contiene una laguna de agua dulce, se levanta a mas de 300 metros sobre el nivel del mar y forma el extremo sur-oeste de la isla.

Existen más de 70 conos parasitarios y cráteres secundarios, entre ellos destacan el Rano Raraku, cuya toba fue utilizada para tallar los moai; y el pequeño cono de escorias del Puna Pau, ubicado al noreste de Hanga Roa, de cuyo interior se extrajeron en épocas prehistóricas los grandes cilindros de escoria roja (pukao) emplazados sobre muchas de las grandes estatuas llamadas moai.
En torno a Rapa Nui se desarrolla una estrecha plataforma costera que aumenta en profundidad rápidamente y alcanza a los 200 metros de profundidad a una media de 1000 metros de la costa. A algunas millas, ésta se termina y abruptamente el océano alcanza a más 4000 metros al este y norte y 3000 a 3600 metros al sureste, profundidades que alcanzan a los 8000 metros aproximándose a la costa de América del Sur. Las características del fondo marino, las temperaturas y corrientes impiden la formación de arrecifes de coral, característicos de otras islas de la Polinesia tropical. Esto ha permitido que la erosión marina sea el principal factor que ha modelado la isla desde su surgimiento hace mas de tres millones de años, originando los grandes acantilados que caracterizan sus costas rocosas y desprotegidas, sin bahías de abrigo natural; sólo Anakena en la costa norte tiene una playa de arenas blancas y amplia.

Localizada inmediatamente al sur del Trópico de Capricornio, a Isla de Pascua generalmente se le atribuye un clima de característica subtropical marino. Sin embargo, se encuentra profundamente influenciado por los vientos y las corrientes marinas. La temperatura promedio es de 21û C; con temperaturas de extremas de 28û a 15û C en verano y 22û a 14û C en invierno. El mes de Mayo es en general el más lluvioso aunque llueve durante todo el año.

Los suelos de la isla son delgados y su origen volcánico determina que su principal característica sea su porosidad, incidiendo en forma determinante en la inexistencia de escurrimientos de agua superficial. Existen diversas zonas de buenos suelos agrícolas principalmente en Hanga Roa y Mataveri al lado oeste, Vaihu en la costa sur y Vaitea en el centro de la isla. Otras áreas de la isla están cubiertas de grandes flujos recientes de lava y campos rocosos que corresponden a la meteorización de flujos más antiguos y la acción permanente de la erosión. Existen numerosas cuevas y tubos de lava subterráneos, utilizados en épocas prehistóricas como viviendas permanentes, sitios ceremoniales y funerarios o refugios en tiempos de guerras ínter tribales.
La pluviosidad de la isla permite mantener una cubierta vegetal permanente de praderas dominadas por gramíneas en su mayoría introducidas. El agua para el consumo humano y animal es obtenida de un extenso lente subterráneo por medio de pozos profundos. Los animales se abastecen también en las lagunas de algunos crateres. Existe evidencia de que en el pasado la isla tuvo una vegetación más importante con extensos bosques dominados por palmas y otras especies arbóreas hoy extintas como consecuencia de la sobreexplotación humana en tiempos prehistóricos. La gran mayoría de las especies arbóreas y animales actuales fueron introducidas por los primeros navegantes, misioneros y chilenos en los últimos dos siglos.

 

 

La Isla de Pascua o Rapa Nui pertenece administrativamente a la Vª Región de Valparaíso, con Rango de Provincia. El mismo territorio es también la Comuna del mismo nombre y está sujeta a las disposiciones especiales que rigen a los territorios fronterizos. Toda la isla ha sido declarada Monumento Histórico y está protegida por ley. Su perímetro es un Parque Nacional con áreas de uso restringido o intangibles y sus costas están bajo la tuición de la Armada. Esta compleja superposición administrativa no está libre de contradicciones y conflictos territoriales que tienen singular incidencia en su manejo y planificación.